miércoles, 28 de mayo de 2014

Delantal con mensaje DIY

Delantal bordado

Sí, los delantales son baratos, pero este es un proyecto de esos de los que te encaprichas en cuanto se te ocurre y no puedes evitar ponerte manos a la obra. Una tarde decidí que el mejor regalo para un cocinero en ciernes es su primer delantal, y no pude evitar decantarme por el DIY. Os explico cómo hacerlo.

MATERIALES:

- Un trozo de tela de 94x68 centímetros (para un delantal de 90 centímetros de largo y 60 de ancho)
- 4,40 metros de bies.
- Hilo rojo
- Hilo de mouliné para el bordado (amarillo y gris, en este caso)
- Tijeras, tiza, aguja, alfileres, etc.

PROCEDIMIENTO:

Lo primero es recortar el tejido para dar forma a las sisas. Para que nos resulte más fácil, doblamos el alto de la tela a la mitad (así cortaremos ambos lados del delantal de una sola vez). En cuanto al corte, yo lo hice a ojo, calculando que el "peto" del delantal debe tener un ancho de 25 centímetros. Como se aprecia en la imagen, dejé también un margen amplio para rematar cada lateral del delantal (se ve el piquete marcado con tiza azul):


Ahora solo tenemos que hacer el dobladillo en los laterales y el bajo del delantal y rematar con biés el borde superior del "peto", de unos 25-26 centímetros. Las sisas las dejamos para el siguiente paso, en el que coseremos todo el biés sobrante (4,14 centímetros).

El biés nos servirá para atar el delantal al cuello, rematar la parte de las sisas y lograr los cabos para atar el delantal en la cintura en una sola costura y sin cortar en ningún momento la tira de biés. Para situarlo, comenzamos desde la mitad del largo total, que será la parte que quede en la nuca. A partir de ahí, vamos colocando el biés: primero dejamos 68 centímetros libres (34 a cada lado) para crear la cinta que pasa por el cuello y el escote.  Continuamos situando el biés en ambas sisas y, una vez hecho esto, nos sobrarán 140 centímetros de biés en cada lado, que serán los cabos con los que ataremos el delantal en la cintura.Cosemos el biés (los cabos y la parte del cuello y el escote, entre sí; la parte de las sisas, rematando el tejido) y tenemos el delantal listo. Si os fijáis, la cinta de la cintura es lo suficientemente larga como para cruzarla en la espalda y volverla adelante. El delantal será más práctico si podemos engancharle un paño de cocina para tener a mano. 

Después, sólo falta la personalización del delantal. Un truco para que el motivo os quede mejor es imprimir el diseño en papel, calcarlo con un lápiz a papel cebolla y, de ahí, transferirlo al tejido. Yo he preferido bordarlo a mano, con hilo de mouliné, para que el resultado fuera más artesanal. ¿Qué os parece el resultado?



Blogging tips